Día del Recuerdo 2021

Un año más, hoy es 6 de abril. Y de nuevo, desde la Asociación Alfonso IX, hemos querido celebrar, como ya es nuestra tradición, el Día del Recuerdo.

Recuerdo a cuantos dieron sus vidas en la lucha por conquistar o defender Badajoz, en una iniciativa que cumple ya tres años, y que esperamos continúe en el tiempo. Ya sea de forma presencial como el primer año, semipresencial como en esta ocasión con los protocolos de distancia social, o incluso de forma virtual como se celebró el año pasado. Lo importante es no dejar de recordar. Porque una ciudad que no recuerda su historia, su pasado, no puede avanzar.

Desde la Asociación Histórico Militar Alfonso IX nos marcamos como uno de los objetivos principales de nuestra acción investigar, conocer y comprender nuestra común historia militar. Y quisimos desde el primer momento tener una fecha simbólica para recordar a todas aquellas personas que de otra forma el tiempo acabaría sepultando bajo la losa de la desmemoria. La fecha elegida fue el 6 de abril, cuando se conmemora que las tropas británicas lanzaron su definitivo ataque a una ciudad defendida por el ejército napoleónico en 1812. Hoy, 209 años después, nos hemos reunido ante las murallas de Badajoz, en el mismo lugar que centenares de soldados vieron por última vez antes de morir aquella noche. El 6 de abril pelearon por la ciudad dos de los mayores ejércitos del mundo de la época, y aquí dejaron a muchos soldados muertos en ambos bandos.

Desde el principio nos ha parecido que esta efeméride mostraba claramente cómo Badajoz ha sido a lo largo de los siglos un cruce de caminos de numerosos ejércitos, que han tratado de conquistarla o defenderla (a veces incluso ambas cosas), en nombre de las más diversas banderas, ideologías e incluso creencias religiosas.

Pero cualquier otra efeméride hubiera sido igualmente válida para recordar a tantas personas, la mayoría anónimas, que encontraron aquí su final. Desde la toma del reino aftasí de Badajoz por el ejército almorávide en el año 1095, hasta la conquista de la ciudad en agosto de 1936 por las tropas franquistas. En todo ese arco de más de 800 años, esta ciudad y sus sucesivas murallas han visto pasar ejércitos musulmanes y cristianos durante la Edad Media; leoneses, castellanos y portugueses en la Edad Moderna; españoles, portugueses, franceses, británicos, holandeses y alemanes en la Contemporánea… A todos y cada uno de ellos se dirige nuestro recuerdo de hoy, simbolizado en el monolito del Parque de los Sitios, que rinde homenaje a cuatro naciones. Cualquier fecha serviría para el recuerdo de tantas vidas perdidas, y en Badajoz las hay a decenas para elegir.

Pero no queremos recordar para quedarnos anclados, ni para añorar tiempos pasados de grandeza o para lamentarnos por vergonzosas derrotas sufridas, que de todo han visto estas murallas. Desde la Asociación Alfonso IX entendemos que debemos recordar para comprender. Para comprender en el más amplio sentido de la palabra. Para entender por qué las decisiones que marcarían la vida de la ciudad se tomaron en uno u otro sentido, entender por qué una derrota podía servir para que Badajoz avanzase o un triunfo evitaba el progreso de la ciudad durante décadas. Investigar para comprender cómo se ha formado Badajoz a lo largo de los siglos, sin caer en sentimentalismos, pero tampoco en falsos dilemas que se nos tratan de imponer. Sin dejarnos arrastrar por prejuicios de valor ni divisiones artificiales que solo buscan el enfrentamiento, no el conocimiento. Investigar y divulgar para comprender.

Hoy día se ha avanzado mucho en el conocimiento y divulgación de la historia de la ciudad y en la recuperación de personajes que estaban casi olvidados y que resultan de importancia fundamental para la historia de Badajoz. Por eso, solicitamos a toda la sociedad responsabilidad para evitar discusiones interesadas, susceptibles de manipulación para satisfacer aspiraciones políticas. Desde la Asociación Histórico Militar Alfonso IX reclamamos no formar parte de ningún bando, ni encuadrarnos en ningún equipo, sino que buscamos trabajar para un mejor y más profundo conocimiento de nuestra ciudad y su pasado militar.

Desde esta postura creemos que cobra todo el sentido la celebración de un Día del Recuerdo, en el que la memoria nos hace recuperar, siquiera por un momento, las vidas de tantas personas que lucharon por un Badajoz mejor, fueran cuales fueran sus ideales.