Comienzan las Jornadas de Historia Militar de Extremadura

Hoy, día 5 de noviembre de 2020, comienzan en Badajoz las Jornadas de Historia Militar de Extremadura, organizadas por nuestra asociación en colaboración con otras entidades de la región. 

Ha sido un largo camino, que comenzó hace más de un año, que hubo que interrumpir el pasado mes de marzo, a poco menos de una semana para el comienzo debido a la actual pandemia. 

Las ponencias podrán ser seguidas a través del canal de YouTube de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, en cuyo salón de actos se desarrollan las Jornadas. Posteriormente serán también difundidas en nuestros canales de comunicación. 

Os dejamos el programa definitivo de las Jornadas:

Balas de cañón, bombas de mortero y granadas de obús…

Reapertura de la Exposición Permanente de Menacho

El 15 de octubre el antiguo Palacio de Capitanía de Badajoz volvió a abrir sus puertas tras un largo periodo cerrado al público, pues a los desperfectos de la fachada producidos por los temporales de primavera se sumó la llegada de la pandemia.

Para esta esperada ocasión se ha presentado una exposición temporal sobre la Operación Balmis, con fotografías y materiales utilizados por las unidades de la Brigada Extremadura XI en su lucha contra la pandemia.

Pero también hay novedades en la Exposición Permanente del General Menacho. La Sala 2, dedicada a los sitios de Badajoz, acoge ahora los proyectiles de artillería cedidos por la Jefatura Superior de Policía de Badajoz, conservados en sus instalaciones tras diversas actuaciones del grupo TEDAX en varios edificios del casco antiguo de la ciudad.

La Jefatura Superior de Policía hace entrega de los proyectiles
La Jefatura Superior de Policía hizo entrega de los proyectiles

La entrega oficial se hizo el año pasado, pero el estado de conservación de los proyectiles, tras más de doscientos años incrustados en suelos y paredes, con la lógica humedad y corrosión, hacía necesario un tratamiento de conservación/restauración, que corrió a cargo de nuestro especialista Juan Altieri. A la eliminación de la capa de suciedad y corrosión formada sobre las superficies le siguió un tratamiento de protección que evitara nuevas oxidaciones, manteniendo el aspecto original de unas piezas de hierro fundido con esa antigüedad.

Estado en que se encontraban algunos proyectiles

Debido a lo reducido de los espacios disponibles, se limitaron los fondos expuestos a una muestra lo más amplia y significativa posible de los artefactos lanzados a miles sobre nuestra ciudad durante los cuatro asedios sufridos en poco más de un año, entre febrero de 1811 y abril de 1812.

Se trata de tres balas de cañón de artillería de sitio, de 8, 12 y 24 libras respectivamente, una granada de obús de a 9 y una impresionante bomba de mortero de a 12, de casi 50 kg de peso.

Las balas son bolas macizas de hierro fundido con las que se machacaban insistentemente las murallas para tratar de derribarlas, abriendo así la brecha necesaria para el asalto final, y aquellas cuyos tiros quedaban altos, pasaban por encima de los muros e impactaban en los lugares más inesperados de la ciudad.

La bomba y la granada son bolas huecas, con un grosor de tres a cuatro centímetros de hierro, que en su momento se rellenaban de pólvora y lanzadas con una rudimentaria espoleta de madera explosionaban en el aire lanzando sus tremendos fragmentos sobre los sufridos defensores. También hay en la colección algunos de esos “cascos de metralla” que batían un radio de unos 20 metros alrededor del punto de explosión, destrozando todo lo que encontraban a su paso.

En el Diario de Menacho, algunas de cuyas hojas en facsímil se pueden contemplar en la siguiente sala, recogía día por día el número de balas de cañón, bombas de mortero y granadas de obús que caían sobre la ciudad sitiada, gracias al arriesgadísimo trabajo realizado por los vigías situados en la torre de la Catedral. Caían las granadas, que los obuses no caen, pues son las piezas que las disparan y normalmente quedaban en sus asentamientos. Precisamente un obús corto “de a 5” (unos 115 mm de calibre, de unos 1800 m de alcance máximo) comparte vitrina expositora en la misma sala.

Bien que podrá calcularse por el que sepa que solo en doce horas arrojaron 658 granadas, 730 balas y 152 bombas, que en todo componen 1540 tiros. Sin embargo que por más cuidado que hubiese en la Torre de San Juan, se cree con evidencia fueron muchos más los tiros.[1]

Como vemos, un observador avezado podía distinguir los tiros hasta el punto de llevar el conteo diferenciado de unos y otros. Por el sonido, el tiempo de duración de la trayectoria y la manera de impactar, básicamente…

Trataremos de explicarlo, combinando los proyectiles con las armas que los disparan:

Los cañones disparan en esta época normalmente balas macizas de hierro fundido. Su trayectoria es tensa, lo que los militares llaman “el primer sector”, por lo que necesitan “ver su objetivo”. De ahí todo el trabajo de zapa para ir aproximando los asentamientos de los cañones cada vez más cerca de las murallas, ya que el sistema abaluartado tenía su fuerza precisamente en ocultar sus muros en los fosos, tras los taludes que bordeaban el perímetro del camino cubierto, obligando de esta manera al atacante a aproximar sus cañones casi hasta el borde del foso para poder batir con eficacia el sector de la muralla elegido para abrir brecha.

Los morteros, por el contrario, tiran por “el segundo sector”, con un ángulo grande que les permita pasar por encima de las murallas, de los obstáculos en general, para caer sobre sus enemigos. Y como el disparo les llega desde arriba, el efecto mayor lo provoca disparando proyectiles huecos rellenos de explosivo que estallen en alto lanzando la metralla con fuerza sobre el suelo, y todo lo que haya sobre él.

Esos proyectiles huecos son las bombas, si tienen un calibre grande, entre los 215 y los 325 mm, y las granadas, si su calibre es menor (entre los 105 y 166 mm).

¿Y los obuses? Pues los obuses son unas armas que pueden tirar tanto en tiro tenso (1er sector) como por elevación (2º sector). Son muy versátiles, ya que se pueden utilizar para finalidades distintas, pero en su defecto hay que decir que, en esta época, tenían que ser de pequeño calibre (disparaban por tanto granadas) ya que los afustes no permitían grandes elevaciones en tubos muy largos y pesados como los de los cañones de gran calibre.

Así pues, en la exposición del Palacio de Capitanía, podemos ver ahora balas de cañón, bombas de mortero y granadas de obús, con obús incluido. Una buena ocasión para fijar conocimientos de la forma más gráfica posible…

Balas, bombas y granadas en la Sala 2

[1]  Del Diario de Menacho, correspondiente al 26 de febrero de 1811.

Nueva fecha para las Jornadas de Historia Militar de Extremadura

cartel de las JHMEX

El pasado mes de marzo tuvimos programada la presentación de las primeras Jornadas de Historia Militar de Extremadura en la Sala de Conferencias de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, pero hubo que suspenderlas por el establecimiento del estado de alarma, a consecuencia de la pandemia de COVID-19.

Han transcurrido ya unos meses y comprobamos que aún tendrán que pasar bastantes más para que podamos volver a nuestra añorada normalidad, pero la vida sigue y desde el comité organizador pensamos que debemos seguir adelante para difundir los excelentes trabajos de los participantes y que se resuelva el fallo del jurado que permita premiar a los mejores.

Organizadas por la Asociación Histórico-Militar Alfonso IX, con el apoyo de la Brigada Extremadura XI, la Diputación de Badajoz, la Fundación CB y la RSEEAP, estas Jornadas congregan a estudiosos e investigadores para difundir y publicar sus trabajos relacionados con la Historia Militar de Extremadura.

En ellas han tenido cabida, no solo los trabajos específicamente militares, sino todos aquellos que se han presentado relacionados con este ámbito, como pueden ser obras escritas dedicadas a la arquitectura, pintura, o escultura relacionadas con la faceta militar de Extremadura.

Todas las obras remitidas serán publicadas en la Revista de Estudios Extremeños, en un número especial dedicado a las Jornadas, y deberán poder ser presentadas por sus ponentes, bien de forma presencial o mediante videoconferencia, en la Sala de Conferencias de la sede de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, entre el 5  y el 7  de noviembre de 2020.

Día del Recuerdo 2020

De nuevo nos encontramos con un Día del Recuerdo, un 6 de abril. Un año más dedicamos nuestros pensamientos a aquellos que un día, durante la Guerra de la Independencia, dieron lo mejor de sí mismos por su patria. Muchos de ellos, incluso la vida. Es difícil no encontrar un paralelismo con la agotadora situación que vivimos actualmente en este aniversario tan atípico. Soldados (pero también personal sanitario, de limpieza o de otros muchos campos) que frente a un enemigo cruel cumplen con su responsabilidad más allá del deber, tal y como hicieron, hace ya 208 años, miles de soldados de numerosas naciones del mundo a los pies de las murallas de Badajoz.

Nuestros corazones están encogidos estos días por la magnitud de la tragedia que silenciosamente ha aparecido en nuestras vidas. Echar la vista atrás puede parecer un ejercicio inútil ante la enormidad de la tarea que se nos avecina para reconstruir nuestra sociedad. Y sin embargo, incluso en estos agónicos momentos, es posible hallar inspiración en muchas de aquellas personas que perdieron la vida en esta ciudad hace más de 200 años. La figura del héroe que es consciente de su probable destino fatal, pero que lo encara con total determinación, defendiendo la ciudad que le encargaron proteger hasta la muerte, sin importar el triste desenlace que le espera tras las balas de un enemigo, este sí, de carne y hueso.

Pero también es posible inspirarse en todos aquellos soldados que, en el otro lado, ante la muerte más que segura que les aguardaba en lo alto de las murallas, apretaron los dientes, tuvieron un recuerdo fugaz para sus seres queridos, respiraron hondo y comenzaron a andar hacia el enemigo para entablar una lucha incansable sin caer en la desesperación. Su razón era el deber, la responsabilidad, el honor, la patria, como queramos llamarlo. Pero todos ellos cumplieron con creces su obligación.

En estos días tan convulsos estamos viendo cómo nuevos “soldados”, todos los días, repiten casi el mismo ritual que aquellos añejos soldados de tantas naciones en nuestra ciudad. Pero en este caso, el enemigo es mucho más difuso, más mortífero incluso y, desde luego, más cruel. Este es el sentido que desde la Asociación Alfonso IX queremos dar a este Día del Recuerdo, en este año 2020 tan extraño que nos ha tocado vivir. Y, por tanto, nuestro recuerdo este año va para todos aquellos soldados que perdieron su vida en nuestra ciudad hace 208 años, y para todos aquellos otros que, este año, están dedicando sus esfuerzos a luchar por nuestra salud y nuestro bienestar frente al enemigo invisible que nos acecha.

Este año no podemos llevar físicamente flores al monolito dedicado a los Sitios de Badajoz, pero desde la Asociación Alfonso IX os pedimos que cada uno suba de forma virtual a sus redes una flor durante el día 6 de abril. En recuerdo tanto de aquellos soldados que murieron en Badajoz, como por los caídos en las últimas semanas. Y por supuesto, cómo no, en homenaje a nuestros nuevos héroes, aquellos a quienes aplaudimos todos los días a las ocho de la tarde.

C.S.R.
Asociación Histórico Militar Alfonso IX

10-Marzo-1812. Un año después de la rendición…

(Memorias de un pacense en el Badajoz ocupado por los franceses)

Artículo de opinión de Fernando Ortiz, miembro de la Asociación Alfonso IX , recordando el ambiente del Badajoz ocupado por los franceses. Publicado en el diario HOY de Badajoz el 10 de marzo de 2020.

«Parece que fue ayer, y ya hace un año…

Hace un año que el denostado Imaz se cansó de comportarse como un hombre y entregó la ciudad a los franceses, que nuestros heroicos soldados salieron marchando, al son de tristes tambores, por Puerta Trinidad, camino del confinamiento; aquellos mismos que llegaron siguiendo al heroico Menacho mientras juraban morir bajo los escombros de Badajoz antes de entregarla a los franceses.

Hace un año que vimos pavonearse a los mariscales Soult y Mortier por nuestras calles, seguidos por una marea de gabachos ansiosos por meter sus manos en las sacristías, en las casas nobles y en las humildes, difícilmente contenidos por sus mandos. Entre sus coloridos uniformes no faltaban los de los canallas josefinos, españoles como nosotros, pero traidores como ellos solos, que se ocuparían después de hacer el trabajo sucio a los ocupantes.

Pero más nos dolió pocos días después, cuando llegaron, por la otra orilla del Guadiana, nuestros esperados aliados. ¿No podíamos haber resistido un poco más?

Aunque viendo cómo se estrellaban sus cañonazos y asaltos contra los muros de San Cristóbal mientras los franceses se reían, empezamos a perder la fe. Estos “chaquetas coloradas” parecían no tener tanto oficio como nuestros enemigos, que repelieron sin dificultad una y otra vez los ataques hasta del mismísimo Wellington, que vino en persona tras la matanza en los campos de la Albuera.

 

La guarnición francesa es eficiente y su gobernador, ese tal Philippon, está dejando las defensas de la ciudad como nunca las vimos. No sólo ha reparado los destrozos que provocaron sus tropas durante el asedio, sino que ha mejorado las que ya existían y construido otras nuevas.

Ahora que está pasando el frío invierno se confirma que Ciudad Rodrigo ha caído en poder de los ingleses y, aunque nadie lo sabe con seguridad, todos los rumores apuntan a que por fin Wellington vendrá de nuevo a dar el golpe definitivo y liberar la ciudad.

Se nota en la urgencia con que los franceses nos hacen trabajar en las defensas y en el continuo goteo de vecinos que se escabullen abandonando sus escasas pertenencias para no tener que soportar, ¡una vez más!, las estrecheces de una ciudad sitiada.»

Publicado originalmente en el Diario HOY de Badajoz el 10 de marzo de 2020

La Ruta «Destino Napoleón» debe llegar a Extremadura…

Los Itinerarios Culturales Europeos son una serie de rutas reconocidas por el Consejo de Europa que unen localidades de varios países de la Unión que comparten unos valores culturales que se desean promocionar, no solo con finalidad turística, sino también para fomentar nuevas formas de encuentro entre los jóvenes europeos, poner en valor patrimonios poco apreciados y desarrollar programas de cooperación.

El más conocido, y el primero en ser designado como tal, fue el Camino de Santiago en 1987. Ahora ya son 38 y su número sigue creciendo; muchos de ellos recorren localidades de nuestro país. En 2015 se estableció la ruta «Destino Napoleón», con el objetivo de fomentar el patrimonio histórico cultural de la época napoleónica, esencial para entender el proceso integración europea, a través de exposiciones, eventos artísticos y circuitos orientados al turismo de calidad. 

              Destino Napoleón

Esta ruta integra localidades de Alemania, Bielorrusia, Bélgica, Croacia, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rusia y España. En nuestro país la conforman Aranjuez, Bailén, Ciudad Rodrigo, Fuentes de Oñoro, Granada, Lerma, Zaragoza, Uclés y Vitoria.

La Asociación Histórico-Militar Alfonso IX entiende que Extremadura fue un teatro de operaciones muy importante en la Guerra de la Independencia. El nombre de muchas de sus localidades está indisolublemente unido a la historia de este conflicto, algunas de ellas incluso grabadas en el mármol del Arco del Triunfo parisino.

Así lo expresó nuestro presidente, D. Julián García Blanco, en el artículo publicado el 6 de febrero de 2020 en el periódico Hoy de Badajoz: 

«En Extremadura, sin embargo, el patrimonio inmaterial que representa la época napoleónica está desaprovechado. El potencial de la región en este campo resulta inmenso, puesto que aquí se libraron varios de los combates más importantes de la Guerra de la Independencia, y por aquí discurrieron tropas de todos los países europeos que en la actualidad demandan este tipo de turismo»…

Si bien alguna de estas localidades ya iniciaron hace algunos años actividades culturales basadas en su pasado napoleónico que han servido para promocionarlas y atraer al turismo (La Albuera es la más conocida, pero también hay conmemoraciones en Arroyomolinos, Miajadas o Romangordo), muchas otras comienzan ahora a interesarse por esta faceta. Badajoz, Salvaleón, Medellín, Almaraz o Mesas de Ibor podrían formar, junto con las anteriores, parte de esa ruta Destino Napoleón.

De este modo, localidades extremeñas que sufrieron los estragos de la Guerra de la Independencia, tendrían ahora la oportunidad histórica de verse económicamente resarcidas mediante este excelente incentivo para el desarrollo rural, que también generaría riqueza y empleo en  comarcas y localidades cercanas a las directamente beneficiadas.

Destino Napoleón

Por este motivo, la AIX ha confeccionado un dossier con un proyecto de integración, que pone a disposición de las Administraciones territoriales, para servir de punto de partida a una eventual candidatura al Itinerario Cultural «Ruta Destino Napoleón», en tanto atractivo turístico internacional de primer orden al que pudieran sumarse distintas localidades de nuestra Comunidad Autónoma.

Para más información, contacte con nuestra Asociación en: 

info@ahmaix.es

 

Homenaje a Vicente García Estop

RLM «Gravelinas», Badajoz, 31 de enero de 2020.

En este día la Asociación Histórico Militar Alfonso IX conmemoró el primer aniversario del fallecimiento de nuestro amigo y socio fundador, D. Vicente García Estop. Nos reunimos para recordarlo en un acto sencillo al que acudieron familiares y amigos, no solo de la asociación sino de todos aquellos con los que compartió su intensa vida cultural y de investigación: de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, de la Hermandad de Legionarios, de la Universidad de Mayores, del grupo la Miercolina, amigos del mundo del toro…

Todo un mosaico de amigos que, coordinados por D. Álvaro Meléndez, iban interviniendo contándo anécdotas y divertidas historias, mientras en la pantalla se iban proyectando imágenes aportadas por todos.

Introducción Álvaro
                                            Recordando a Vicente

Allí se distribuyó para los que quisieron conservarlo como recuerdo una pequeña publicación con los artículos que algunos de sus amigos y antiguos colaboradores habían confeccionado para la ocasión: «Toros en Badajoz: Las postales-cartel», «Recuerdos perdurables», «Con ocasión de un libro de Vicente y Juani» o «Memorias del Tiempo Viejo», del propio Vicente, incluyendo también una recopilación de su bibliografía y artículos publicados.

Particularmente emotivos fueron las palabras de su sobrino, el cantante Gene García y de su hija Mariam, a la que se le hizo entrega de un ramo de flores y el pin de la AIX que su padre no llegó a recoger, pues llegó a la asociación pocos días después de su marcha.

La AÍX con Marian
                             Miembro asistentes junto a Marian García

No hubo formalidades ni tristezas, ni siquiera despedidas; sus amigos siempre lo tendremos presente y, siempre, estará con nosotros.

«La Fuga de Menacho»

(Actos en Salvaleón, Badajoz. 9 de febrero de 2020)

En febrero de 1810 las tropas francesas del general Mortier se aproximan a la plaza de Badajoz, carente prácticamente de guarnición y la intiman a la rendición. Los vecinos se aprestan a resistir heroicamente mientras las fuerzas de socorro enviadas por el Marqués de la Romana se hallan bloqueadas a la altura de Salvaleón.

El brigadier Menacho mediante una estratagema, consigue esquivar el bloqueo y, tras una infernal marcha forzada de más de cincuenta kilómetros, logra entrar en la plaza y levantar el cerco.

Entrada de las tropas de Menacho en Badajoz

El Ayuntamiento de Salvaleón quiere recordar esta hazaña organizando una serie de actividades para las que ha recabado el compromiso de varios colectivos e instituciones entre los que se encuentra la Asociación Histórico-Militar Alfonso IX.

Cartel ruta senderista "La Fuga de Menacho"Cartel de los actos en Salvaleón

PROGRAMA DE ACTOS

Domingo 9 de febrero de 2020


9:00h a 13:00h. Ruta Senderista “La Fuga de Menacho”. Discurrirá por los parajes naturales del entorno y mostrará a los participantes los lugares por los pudieron transitar las tropas, explicación histórica a mitad de ruta a cargo de Don Julián García Blanco presidente de la Asociación Histórico Militar Alfonso IX, finalizando la ruta en la plaza de la localidad, donde tendrán lugar el resto de actos.


13:30h: Participación de grupos de recreadores de la Batalla de la Albuera, con salvas en honor del general Menacho. Con ello se tratará de acercar el contexto histórico al público asistente.


14:30h: Comida/convivencia de senderistas y recreadores

 

-> RUTA SENDERISTA

-> PROGRAMA DE ACTOS

-> INSCRIPCIONES

 

El General Dacoba, socio de honor

Primer socio de honor de la Asociación Alfonso IX de Badajoz

Aunque el nombramiento se hizo efectivo hace unos meses, dentro de la vorágine de actos que este año se produjeron en Badajoz con ocasión del aniversario de la muerte del General Menacho, no tuvo el realce que realmente merece, y por eso lo reflejamos hoy en nuestra web.

El General D. Francisco José Dacoba Cerviño, que fuera Jefe de la Brigada Extremadura XI y comandante militar de Badajoz, es un apasionado de la historia militar y durante su estancia en la ciudad destacó por su carácter afable y dialogante, y sobre todo, por un contínuo afán por acercar a los ciudadanos a su Ejército, no solo difundiendo su importante labor, sino manteniendo las tradiciones militares en la calle, acercando exposiciones y conferencias al estupendo Palacio de Capitanía y, particularmente, abanderando las necesarias actuaciones para lograr el regreso de los efectos de General Menacho, que han quedado por fin expuestos de manera permanente en un lugar digno de la ciudad por cuya defensa entregó su vida.

La misma tarde del 14 de marzo de 2019, antes de los actos institucionales, se celebró en la sala de conferencias de la Residencia Militar «Gravelinas» el sencillo acto de nombramiento del General Dacoba como primer socio de honor de la Asociación Histórico-Militar «Alfonso IX», por su  significativa contribución al fomento, promoción y defensa del conocimiento y estudio de la Cultura e Historia Militar Extremeña, en particular la de la ciudad de Badajoz, durante su etapa como Comandante Militar de la Plaza entre los años 2012 y 2018.

El General Dacoba en la inauguración de la Exposición Permanente del General Menacho en Capitanía
Final de la intervención del General Dacoba

Centenario de Hernán Cortés

Centenario de Hernán Cortés

Con motivo del Quinto Centenario de la llegada de Hernán Cortés a las costas de México, se celebró en Medellín, localidad natal del conquistador, un acto para rendirle homenaje y recordarle.

La Brigada Extremadura XI, con base en Badajoz, desplazó algunos de sus efectivos para participar en este sencillo acto de homenaje. Así, varias unidades desfilaron por diversas calles del pueblo. Con posterioridad, en la plaza de Hernán Cortés, ante la estatua del conquistador, con el castillo medieval como fondo, se daba paso al acto institucional de homenaje.

También Correos se ha sumado al recuerdo de Hernán Cortes, y emitirá en próximas fechas un sello de conmemoración de la gesta de nuestro paisano, en uno de los capítulos más importantes de la historia militar protagonizada por extremeños.