Balas de cañón, bombas de mortero y granadas de obús…

Reapertura de la Exposición Permanente de Menacho

El 15 de octubre el antiguo Palacio de Capitanía de Badajoz volvió a abrir sus puertas tras un largo periodo cerrado al público, pues a los desperfectos de la fachada producidos por los temporales de primavera se sumó la llegada de la pandemia.

Para esta esperada ocasión se ha presentado una exposición temporal sobre la Operación Balmis, con fotografías y materiales utilizados por las unidades de la Brigada Extremadura XI en su lucha contra la pandemia.

Pero también hay novedades en la Exposición Permanente del General Menacho. La Sala 2, dedicada a los sitios de Badajoz, acoge ahora los proyectiles de artillería cedidos por la Jefatura Superior de Policía de Badajoz, conservados en sus instalaciones tras diversas actuaciones del grupo TEDAX en varios edificios del casco antiguo de la ciudad.

La Jefatura Superior de Policía hace entrega de los proyectiles
La Jefatura Superior de Policía hizo entrega de los proyectiles

La entrega oficial se hizo el año pasado, pero el estado de conservación de los proyectiles, tras más de doscientos años incrustados en suelos y paredes, con la lógica humedad y corrosión, hacía necesario un tratamiento de conservación/restauración, que corrió a cargo de nuestro especialista Juan Altieri. A la eliminación de la capa de suciedad y corrosión formada sobre las superficies le siguió un tratamiento de protección que evitara nuevas oxidaciones, manteniendo el aspecto original de unas piezas de hierro fundido con esa antigüedad.

Estado en que se encontraban algunos proyectiles

Debido a lo reducido de los espacios disponibles, se limitaron los fondos expuestos a una muestra lo más amplia y significativa posible de los artefactos lanzados a miles sobre nuestra ciudad durante los cuatro asedios sufridos en poco más de un año, entre febrero de 1811 y abril de 1812.

Se trata de tres balas de cañón de artillería de sitio, de 8, 12 y 24 libras respectivamente, una granada de obús de a 9 y una impresionante bomba de mortero de a 12, de casi 50 kg de peso.

Las balas son bolas macizas de hierro fundido con las que se machacaban insistentemente las murallas para tratar de derribarlas, abriendo así la brecha necesaria para el asalto final, y aquellas cuyos tiros quedaban altos, pasaban por encima de los muros e impactaban en los lugares más inesperados de la ciudad.

La bomba y la granada son bolas huecas, con un grosor de tres a cuatro centímetros de hierro, que en su momento se rellenaban de pólvora y lanzadas con una rudimentaria espoleta de madera explosionaban en el aire lanzando sus tremendos fragmentos sobre los sufridos defensores. También hay en la colección algunos de esos “cascos de metralla” que batían un radio de unos 20 metros alrededor del punto de explosión, destrozando todo lo que encontraban a su paso.

En el Diario de Menacho, algunas de cuyas hojas en facsímil se pueden contemplar en la siguiente sala, recogía día por día el número de balas de cañón, bombas de mortero y granadas de obús que caían sobre la ciudad sitiada, gracias al arriesgadísimo trabajo realizado por los vigías situados en la torre de la Catedral. Caían las granadas, que los obuses no caen, pues son las piezas que las disparan y normalmente quedaban en sus asentamientos. Precisamente un obús corto “de a 5” (unos 115 mm de calibre, de unos 1800 m de alcance máximo) comparte vitrina expositora en la misma sala.

Bien que podrá calcularse por el que sepa que solo en doce horas arrojaron 658 granadas, 730 balas y 152 bombas, que en todo componen 1540 tiros. Sin embargo que por más cuidado que hubiese en la Torre de San Juan, se cree con evidencia fueron muchos más los tiros.[1]

Como vemos, un observador avezado podía distinguir los tiros hasta el punto de llevar el conteo diferenciado de unos y otros. Por el sonido, el tiempo de duración de la trayectoria y la manera de impactar, básicamente…

Trataremos de explicarlo, combinando los proyectiles con las armas que los disparan:

Los cañones disparan en esta época normalmente balas macizas de hierro fundido. Su trayectoria es tensa, lo que los militares llaman “el primer sector”, por lo que necesitan “ver su objetivo”. De ahí todo el trabajo de zapa para ir aproximando los asentamientos de los cañones cada vez más cerca de las murallas, ya que el sistema abaluartado tenía su fuerza precisamente en ocultar sus muros en los fosos, tras los taludes que bordeaban el perímetro del camino cubierto, obligando de esta manera al atacante a aproximar sus cañones casi hasta el borde del foso para poder batir con eficacia el sector de la muralla elegido para abrir brecha.

Los morteros, por el contrario, tiran por “el segundo sector”, con un ángulo grande que les permita pasar por encima de las murallas, de los obstáculos en general, para caer sobre sus enemigos. Y como el disparo les llega desde arriba, el efecto mayor lo provoca disparando proyectiles huecos rellenos de explosivo que estallen en alto lanzando la metralla con fuerza sobre el suelo, y todo lo que haya sobre él.

Esos proyectiles huecos son las bombas, si tienen un calibre grande, entre los 215 y los 325 mm, y las granadas, si su calibre es menor (entre los 105 y 166 mm).

¿Y los obuses? Pues los obuses son unas armas que pueden tirar tanto en tiro tenso (1er sector) como por elevación (2º sector). Son muy versátiles, ya que se pueden utilizar para finalidades distintas, pero en su defecto hay que decir que, en esta época, tenían que ser de pequeño calibre (disparaban por tanto granadas) ya que los afustes no permitían grandes elevaciones en tubos muy largos y pesados como los de los cañones de gran calibre.

Así pues, en la exposición del Palacio de Capitanía, podemos ver ahora balas de cañón, bombas de mortero y granadas de obús, con obús incluido. Una buena ocasión para fijar conocimientos de la forma más gráfica posible…

Balas, bombas y granadas en la Sala 2

[1]  Del Diario de Menacho, correspondiente al 26 de febrero de 1811.

La Ruta «Destino Napoleón» debe llegar a Extremadura…

Los Itinerarios Culturales Europeos son una serie de rutas reconocidas por el Consejo de Europa que unen localidades de varios países de la Unión que comparten unos valores culturales que se desean promocionar, no solo con finalidad turística, sino también para fomentar nuevas formas de encuentro entre los jóvenes europeos, poner en valor patrimonios poco apreciados y desarrollar programas de cooperación.

El más conocido, y el primero en ser designado como tal, fue el Camino de Santiago en 1987. Ahora ya son 38 y su número sigue creciendo; muchos de ellos recorren localidades de nuestro país. En 2015 se estableció la ruta «Destino Napoleón», con el objetivo de fomentar el patrimonio histórico cultural de la época napoleónica, esencial para entender el proceso integración europea, a través de exposiciones, eventos artísticos y circuitos orientados al turismo de calidad. 

              Destino Napoleón

Esta ruta integra localidades de Alemania, Bielorrusia, Bélgica, Croacia, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rusia y España. En nuestro país la conforman Aranjuez, Bailén, Ciudad Rodrigo, Fuentes de Oñoro, Granada, Lerma, Zaragoza, Uclés y Vitoria.

La Asociación Histórico-Militar Alfonso IX entiende que Extremadura fue un teatro de operaciones muy importante en la Guerra de la Independencia. El nombre de muchas de sus localidades está indisolublemente unido a la historia de este conflicto, algunas de ellas incluso grabadas en el mármol del Arco del Triunfo parisino.

Así lo expresó nuestro presidente, D. Julián García Blanco, en el artículo publicado el 6 de febrero de 2020 en el periódico Hoy de Badajoz: 

«En Extremadura, sin embargo, el patrimonio inmaterial que representa la época napoleónica está desaprovechado. El potencial de la región en este campo resulta inmenso, puesto que aquí se libraron varios de los combates más importantes de la Guerra de la Independencia, y por aquí discurrieron tropas de todos los países europeos que en la actualidad demandan este tipo de turismo»…

Si bien alguna de estas localidades ya iniciaron hace algunos años actividades culturales basadas en su pasado napoleónico que han servido para promocionarlas y atraer al turismo (La Albuera es la más conocida, pero también hay conmemoraciones en Arroyomolinos, Miajadas o Romangordo), muchas otras comienzan ahora a interesarse por esta faceta. Badajoz, Salvaleón, Medellín, Almaraz o Mesas de Ibor podrían formar, junto con las anteriores, parte de esa ruta Destino Napoleón.

De este modo, localidades extremeñas que sufrieron los estragos de la Guerra de la Independencia, tendrían ahora la oportunidad histórica de verse económicamente resarcidas mediante este excelente incentivo para el desarrollo rural, que también generaría riqueza y empleo en  comarcas y localidades cercanas a las directamente beneficiadas.

Destino Napoleón

Por este motivo, la AIX ha confeccionado un dossier con un proyecto de integración, que pone a disposición de las Administraciones territoriales, para servir de punto de partida a una eventual candidatura al Itinerario Cultural «Ruta Destino Napoleón», en tanto atractivo turístico internacional de primer orden al que pudieran sumarse distintas localidades de nuestra Comunidad Autónoma.

Para más información, contacte con nuestra Asociación en: 

info@ahmaix.es

 

Homenaje a Vicente García Estop

RLM «Gravelinas», Badajoz, 31 de enero de 2020.

En este día la Asociación Histórico Militar Alfonso IX conmemoró el primer aniversario del fallecimiento de nuestro amigo y socio fundador, D. Vicente García Estop. Nos reunimos para recordarlo en un acto sencillo al que acudieron familiares y amigos, no solo de la asociación sino de todos aquellos con los que compartió su intensa vida cultural y de investigación: de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, de la Hermandad de Legionarios, de la Universidad de Mayores, del grupo la Miercolina, amigos del mundo del toro…

Todo un mosaico de amigos que, coordinados por D. Álvaro Meléndez, iban interviniendo contándo anécdotas y divertidas historias, mientras en la pantalla se iban proyectando imágenes aportadas por todos.

Introducción Álvaro
                                            Recordando a Vicente

Allí se distribuyó para los que quisieron conservarlo como recuerdo una pequeña publicación con los artículos que algunos de sus amigos y antiguos colaboradores habían confeccionado para la ocasión: «Toros en Badajoz: Las postales-cartel», «Recuerdos perdurables», «Con ocasión de un libro de Vicente y Juani» o «Memorias del Tiempo Viejo», del propio Vicente, incluyendo también una recopilación de su bibliografía y artículos publicados.

Particularmente emotivos fueron las palabras de su sobrino, el cantante Gene García y de su hija Mariam, a la que se le hizo entrega de un ramo de flores y el pin de la AIX que su padre no llegó a recoger, pues llegó a la asociación pocos días después de su marcha.

La AÍX con Marian
                             Miembro asistentes junto a Marian García

No hubo formalidades ni tristezas, ni siquiera despedidas; sus amigos siempre lo tendremos presente y, siempre, estará con nosotros.

«La Fuga de Menacho»

(Actos en Salvaleón, Badajoz. 9 de febrero de 2020)

En febrero de 1810 las tropas francesas del general Mortier se aproximan a la plaza de Badajoz, carente prácticamente de guarnición y la intiman a la rendición. Los vecinos se aprestan a resistir heroicamente mientras las fuerzas de socorro enviadas por el Marqués de la Romana se hallan bloqueadas a la altura de Salvaleón.

El brigadier Menacho mediante una estratagema, consigue esquivar el bloqueo y, tras una infernal marcha forzada de más de cincuenta kilómetros, logra entrar en la plaza y levantar el cerco.

Entrada de las tropas de Menacho en Badajoz

El Ayuntamiento de Salvaleón quiere recordar esta hazaña organizando una serie de actividades para las que ha recabado el compromiso de varios colectivos e instituciones entre los que se encuentra la Asociación Histórico-Militar Alfonso IX.

Cartel ruta senderista "La Fuga de Menacho"Cartel de los actos en Salvaleón

PROGRAMA DE ACTOS

Domingo 9 de febrero de 2020


9:00h a 13:00h. Ruta Senderista “La Fuga de Menacho”. Discurrirá por los parajes naturales del entorno y mostrará a los participantes los lugares por los pudieron transitar las tropas, explicación histórica a mitad de ruta a cargo de Don Julián García Blanco presidente de la Asociación Histórico Militar Alfonso IX, finalizando la ruta en la plaza de la localidad, donde tendrán lugar el resto de actos.


13:30h: Participación de grupos de recreadores de la Batalla de la Albuera, con salvas en honor del general Menacho. Con ello se tratará de acercar el contexto histórico al público asistente.


14:30h: Comida/convivencia de senderistas y recreadores

 

-> RUTA SENDERISTA

-> PROGRAMA DE ACTOS

-> INSCRIPCIONES