Comienzan las Jornadas de Historia Militar de Extremadura

Hoy, día 5 de noviembre de 2020, comienzan en Badajoz las Jornadas de Historia Militar de Extremadura, organizadas por nuestra asociación en colaboración con otras entidades de la región. 

Ha sido un largo camino, que comenzó hace más de un año, que hubo que interrumpir el pasado mes de marzo, a poco menos de una semana para el comienzo debido a la actual pandemia. 

Las ponencias podrán ser seguidas a través del canal de YouTube de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, en cuyo salón de actos se desarrollan las Jornadas. Posteriormente serán también difundidas en nuestros canales de comunicación. 

Os dejamos el programa definitivo de las Jornadas:

Nueva fecha para las Jornadas de Historia Militar de Extremadura

cartel de las JHMEX

El pasado mes de marzo tuvimos programada la presentación de las primeras Jornadas de Historia Militar de Extremadura en la Sala de Conferencias de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, pero hubo que suspenderlas por el establecimiento del estado de alarma, a consecuencia de la pandemia de COVID-19.

Han transcurrido ya unos meses y comprobamos que aún tendrán que pasar bastantes más para que podamos volver a nuestra añorada normalidad, pero la vida sigue y desde el comité organizador pensamos que debemos seguir adelante para difundir los excelentes trabajos de los participantes y que se resuelva el fallo del jurado que permita premiar a los mejores.

Organizadas por la Asociación Histórico-Militar Alfonso IX, con el apoyo de la Brigada Extremadura XI, la Diputación de Badajoz, la Fundación CB y la RSEEAP, estas Jornadas congregan a estudiosos e investigadores para difundir y publicar sus trabajos relacionados con la Historia Militar de Extremadura.

En ellas han tenido cabida, no solo los trabajos específicamente militares, sino todos aquellos que se han presentado relacionados con este ámbito, como pueden ser obras escritas dedicadas a la arquitectura, pintura, o escultura relacionadas con la faceta militar de Extremadura.

Todas las obras remitidas serán publicadas en la Revista de Estudios Extremeños, en un número especial dedicado a las Jornadas, y deberán poder ser presentadas por sus ponentes, bien de forma presencial o mediante videoconferencia, en la Sala de Conferencias de la sede de la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País, entre el 5  y el 7  de noviembre de 2020.

Día del Recuerdo 2020

De nuevo nos encontramos con un Día del Recuerdo, un 6 de abril. Un año más dedicamos nuestros pensamientos a aquellos que un día, durante la Guerra de la Independencia, dieron lo mejor de sí mismos por su patria. Muchos de ellos, incluso la vida. Es difícil no encontrar un paralelismo con la agotadora situación que vivimos actualmente en este aniversario tan atípico. Soldados (pero también personal sanitario, de limpieza o de otros muchos campos) que frente a un enemigo cruel cumplen con su responsabilidad más allá del deber, tal y como hicieron, hace ya 208 años, miles de soldados de numerosas naciones del mundo a los pies de las murallas de Badajoz.

Nuestros corazones están encogidos estos días por la magnitud de la tragedia que silenciosamente ha aparecido en nuestras vidas. Echar la vista atrás puede parecer un ejercicio inútil ante la enormidad de la tarea que se nos avecina para reconstruir nuestra sociedad. Y sin embargo, incluso en estos agónicos momentos, es posible hallar inspiración en muchas de aquellas personas que perdieron la vida en esta ciudad hace más de 200 años. La figura del héroe que es consciente de su probable destino fatal, pero que lo encara con total determinación, defendiendo la ciudad que le encargaron proteger hasta la muerte, sin importar el triste desenlace que le espera tras las balas de un enemigo, este sí, de carne y hueso.

Pero también es posible inspirarse en todos aquellos soldados que, en el otro lado, ante la muerte más que segura que les aguardaba en lo alto de las murallas, apretaron los dientes, tuvieron un recuerdo fugaz para sus seres queridos, respiraron hondo y comenzaron a andar hacia el enemigo para entablar una lucha incansable sin caer en la desesperación. Su razón era el deber, la responsabilidad, el honor, la patria, como queramos llamarlo. Pero todos ellos cumplieron con creces su obligación.

En estos días tan convulsos estamos viendo cómo nuevos “soldados”, todos los días, repiten casi el mismo ritual que aquellos añejos soldados de tantas naciones en nuestra ciudad. Pero en este caso, el enemigo es mucho más difuso, más mortífero incluso y, desde luego, más cruel. Este es el sentido que desde la Asociación Alfonso IX queremos dar a este Día del Recuerdo, en este año 2020 tan extraño que nos ha tocado vivir. Y, por tanto, nuestro recuerdo este año va para todos aquellos soldados que perdieron su vida en nuestra ciudad hace 208 años, y para todos aquellos otros que, este año, están dedicando sus esfuerzos a luchar por nuestra salud y nuestro bienestar frente al enemigo invisible que nos acecha.

Este año no podemos llevar físicamente flores al monolito dedicado a los Sitios de Badajoz, pero desde la Asociación Alfonso IX os pedimos que cada uno suba de forma virtual a sus redes una flor durante el día 6 de abril. En recuerdo tanto de aquellos soldados que murieron en Badajoz, como por los caídos en las últimas semanas. Y por supuesto, cómo no, en homenaje a nuestros nuevos héroes, aquellos a quienes aplaudimos todos los días a las ocho de la tarde.

C.S.R.
Asociación Histórico Militar Alfonso IX

Centenario de Hernán Cortés

Centenario de Hernán Cortés

Con motivo del Quinto Centenario de la llegada de Hernán Cortés a las costas de México, se celebró en Medellín, localidad natal del conquistador, un acto para rendirle homenaje y recordarle.

La Brigada Extremadura XI, con base en Badajoz, desplazó algunos de sus efectivos para participar en este sencillo acto de homenaje. Así, varias unidades desfilaron por diversas calles del pueblo. Con posterioridad, en la plaza de Hernán Cortés, ante la estatua del conquistador, con el castillo medieval como fondo, se daba paso al acto institucional de homenaje.

También Correos se ha sumado al recuerdo de Hernán Cortes, y emitirá en próximas fechas un sello de conmemoración de la gesta de nuestro paisano, en uno de los capítulos más importantes de la historia militar protagonizada por extremeños.

Conferencia sobre la Batalla de La Albuera

Conferencia sobre la Batalla de La Albuera

El pasado día 10 de mayo, coincidiendo con las celebraciones por el 208 aniversario de la Batalla de La Albuera, el Coronel D. Fernando Ortiz Martínez, miembro de la Asociación, impartió una conferencia sobre diversos aspectos de la batalla. El Salón de Plenos del Ayuntamiento de La Albuera fue testigo de la charla de nuestro asociado, que desveló diferentes puntos de vista de la famosa batalla que tuvo lugar en esta localidad el 16 de mayo de 1811.

Estatua de Alfonso IX en León

Estatua de Alfonso IX en León

La Asociación Histórico-Militar Alfonso IX de Badajoz se siente honrada de haber podido participar, aún de forma modesta, en este proyecto, que culminó el pasado martes 23 con la inauguración, en un lugar preeminente de esta hermosa ciudad, de la estatua del monarca leonés Alfonso IX, que incorporó Badajoz y buena parte de Extremadura al Reino de León.

Como el resto de colaboradores y donantes, la AIX de Badajoz queda unida al monumento al incluirse su nombre en la relación que se ha incorporado a la cápsula del tiempo guardada en su pedestal.

Nuestros compañeros, que junto al escultor Estanislao García Olivares, eran los únicos representantes «del Sur del Reino», ocuparon un lugar destacado entre los distintos grupos participantes y fueron animados por D. Acacio Rodríguez, promotor del acto, a imitarles pudiendo inaugurar en un futuro no muy lejano, una estatua a esta destacada figura de nuestra historia en la ciudad de Badajoz.

Más información en la edición digital del diario León Noticias   

Reportaje de Leonoticias sobre el acto.

Badajoz Day

Artículo de opinión de Jacinto Marabel, Secretario de la Asociación Alfonso IX con ocasión del aniversario de la toma de Badajoz por el ejército británico el 6 de abril de 1812. Publicado en el diario HOY de Badajoz el 6 de abril de 2019.

Seis de abril de 1862, en algún lugar de Darmstadt los supervivientes del Sitio de Badajoz se reúnen quizás por última vez para rendir homenaje a sus camaradas caídos. El tiempo los diezmó a todos, por lo que ya octogenarios, los hermanos Maurer, Karl Friedrich y George Phillipp, el general Friedrich Selzam y el coronel Franz Engelhard, a los que se suma en esta ocasión el Ministro de la Guerra Ferdinand Wilhelm Schäeffer von Bernstein, hermano de un capitán de granaderos al que rebanaron el gaznate en el baluarte de San Antonio, escuchan al bibliotecario de la corte del Gran Ducado del Hesse y el Rin recitar una vez más ‘Die Hessen auf der Bresche von Badajoz’, los versos que invocan el espíritu de los cientos de alemanes atrapados para siempre en las brechas de la ciudad.

6 de abril de 2009, en algún lugar de Afganistán las tropas del Regimiento de Mercia izan la casaca roja que conmemora el Badajoz Day. La tradición, basada en una interpretación apócrifa de las memorias del teniente William Grattan, se reproduce todos los años en el castillo de Nottingham, en el Ayuntamiento de Derby y en el acuartelamiento de los herederos del antiguo 45 regimiento de línea, en Belfast, en señal de respeto por el alma de los miles de soldados ingleses confinados para siempre en las brechas de la ciudad.

Unos y otros, alemanes e ingleses, combatientes de ambos lados como también lo fueron franceses, canadienses, belgas, polacos o portugueses, trataron de mantener siempre viva la llama del recuerdo de aquellos que les precedieron. Veinticinco años más tarde, los vecinos de Darmstadt promovieron una campaña para levantar un monolito a los caídos en las guerras napoleónicas, en el que finalmente se postergó a los de Badajoz. Está en Marientplatz, y si tiene oportunidad de visitarlo, comprobará las flores que le depositan con regularidad. Doscientos años más tarde, los vecinos de Badajoz promovieron una campaña para levantar un monolito a los caídos en la Guerra de la Independencia, en el que finalmente se postergó a los de Darmstadt. Está junto al baluarte de Santa María, y si tiene oportunidad de visitarlo, comprobará que nadie les deja flores.

Vivimos en un mundo precario, que se deshoja y marchita a pasos agigantados. La modernidad líquida de la que habló el sabio Zygmunt Bauman se ha apropiado de todos nosotros, fagocitando muchos de los valores que sustentaban y daban sentido a las vidas de nuestros abuelos.

Dicen los que saben de esto que la caída del muro de Berlín dio paso al Fin de la Historia profetizado por Francis Fukuyama, y que Occidente asiste a una época de relativismo moral y ético, anestesiado en valores. Una circunstancia nada ventajosa en el mundo globalizado en el que vivimos, como hace bien poco nos advertía el general Dacoba. El actual director del Instituto Español de Estudios Estratégicos puso el dedo en la llaga en el curso de la conferencia que dio por inaugurada la exposición de Menacho en Capitanía, haciendo énfasis en el iceberg que representan las civilizaciones compactas y homogéneas que se nos vienen por la proa, mientras seguimos tocando alegremente como la orquesta del Titanic, ajenos al peligro de naufragio del mundo que conocieron nuestros abuelos. De nuestra cultura, en suma.

Cultura que mantienen las tradiciones. Porque las tradiciones transmiten de padres a hijos los principios más arraigados en nuestra sociedad. Los valores por lo que dieron sus vidas cientos de héroes anónimos y cotidianos, por ejemplo. Héroes de un mundo antiguo que hoy nos parece épico y legendario. Paisanos nuestros, que forjaron un carácter acerado e indomable a lo largo de generaciones. Gentes recias y fronterizas, acostumbradas a la alarma continua y al fragor de los cañones. Badajocenses antiguos de permanente olor a pólvora, que mataban y morían por unos pocos pero sólidos principios. Abuelos de nuestros abuelos, que dieron cristiana sepultura a tantos y tantos soldados que vinieron desde muy lejos a morir a las puertas de sus casas. Héroes anónimos o conocidos, nuestros y de lugares distantes, que merecen que no les olvidemos, porque, equivocados o no, lucharon siempre para legarnos un mundo mejor. Un mundo que se nos escapa a chorreones.

En Badajoz, el 6 de abril es algo más que una fecha en el calendario. Es el símbolo que rememora un terrible recuerdo de nuestra historia y concentra toda la identidad de nuestro pasado. Precisamente porque seguimos siendo parte de ese pasado debemos mantener vivas las tradiciones. Porque si perdemos las tradiciones perdemos las raíces. Y sin raíces no somos nada.


PUBLICADO ORIGINALMENTE EN EL DIARIO HOY DE BADAJOZ EL 6 DE ABRIL DE 2019